Volver a los resultados

15.08.2017

Unidades NAS y de vigilancia: En qué se diferencian y por qué son importantes

¿Por qué las unidades de disco duro NAS y de vigilancia son distintas de las unidades habituales de escritorio?

Las unidades de disco duro de almacenamiento conectado a red (NAS, por sus siglas en inglés) y los discos duros (HDD) de vigilancia están diseñados y probados para ofrecer operatividad fiable, continua y a largo plazo. Las unidades incluidas en la mayoría de ordenadores de sobremesa y portátiles no están diseñadas con este tipo de uso en mente.

Es más, las HDD NAS, como las unidades de disco duro Toshiba N300 y las HDD de vigilancia, suelen incorporar sensores de vibración por giro (RV). Esto permite el montaje seguro de múltiples unidades próximas en la misma cubierta sin que afecte a la fiabilidad del funcionamiento. Sin estos sensores, existiría el riesgo de que la vibración por giro afectase a otras unidades en un sistema con varias bahías.

¿En qué punto se encuentran las unidades NAS y los discos duros de vigilancia con respecto a las HDD de última generación presentes en los servidores?

Al igual que las unidades NAS y las HDD de vigilancia, las unidades de disco duro de servidor están diseñadas para un funcionamiento continuo y para sistemas en los que conviven en proximidad varios discos. La diferencia clave radica en las cargas de trabajo de los datos: las HDD de servidor están diseñadas para un gran volumen de trabajo asociado a grandes números de usuarios y bases de datos de producción de uso intensivo. Las HDD NAS y de vigilancia están concebidas para cargas de trabajo menos exigentes que suelen darse en el almacenamiento de datos de red centralizado o de vigilancia.

En consecuencia, las HDD NAS y de vigilancia están entre las unidades de disco duro de sobremesa y de servidor, tanto en términos de capacidad de carga de trabajo como de precio.

Cada vez se almacenan más datos en la nube. ¿Por qué no cae la demanda constante de almacenamiento local, especialmente de unidades NAS?

Todos hemos oído hablar de la explosión global de datos y, aunque la nube es parte de la solución de almacenamiento, existen casos en los que resulta necesario almacenar los datos localmente. También, cada vez más, se es consciente de la importancia de tener copias de seguridad robustas y fiables. Sumada al incesante aumento de los volúmenes de datos en el mundo, la necesidad de conservar copias de datos está multiplicando los requisitos de capacidad de almacenamiento de todos los usuarios: particulares con unidades NAS, sistemas de vigilancia y grandes empresas.

Los sistemas NAS han evolucionado y ahora incorporan muchas de las funciones que antes solo podíamos ver en costosos sistemas de almacenamiento de servidores de empresa con conexiones de fibra. Esto significa que, a medida que la demanda de almacenamiento crece (especialmente en las empresas), los sistemas NAS con HDD NAS de Toshiba se pueden utilizar incluso con mayor alcance.

Los SSD cada vez están más baratos… ¿sigue habiendo hueco para el almacenamiento en discos giratorios?

El coste de las unidades de estado sólido (SSD) se ha reducido considerablemente y, en efecto, algunos sistemas NAS de alto nivel los utilizan para el almacenamiento en caché. En las SSD, lo realmente importante es el rendimiento, pero las HDD de disco giratorio siguen destacando a la hora de ofrecer grandes capacidades de forma económica. Con toda la investigación y desarrollo que se está llevando a cabo sobre las HDD, en concreto para aumentar la densidad de los datos y el número de platos, pronto deberíamos ver cómo el coste por GB sigue bajando y la capacidad continúa aumentando significativamente. Como resultado, seguirán siendo parte esencial del ecosistema de almacenamiento al menos durante los próximos 10 años.

¿Por qué resulta más económico ampliar las HDD que las SSD?

En esencia, una SSD está formada por celdas de almacenamiento, cada una con su propio cableado y transistor de lectura/escritura. A pesar de una geometría de menor tamaño y el apilamiento de celdas 3D, para duplicar la capacidad se debe duplicar el número de celdas de almacenamiento, que a su vez duplica el número de transistores y cables necesarios, ampliando globalmente el coste. Con una HDD de disco giratorio, es posible aumentar la densidad de grabación e incorporar platos menos costosos sin aumentar el tamaño físico de la unidad ni aumentar significativamente su coste.

¿Qué capacidades podemos esperar de las unidades de disco NAS a medio y corto plazo?

Recientemente hemos visto mejoras en el modo en que se graban los datos y en el número de platos que pueden adaptarse al factor de forma estándar de 3,5 pulgadas. Estas dos mejoras implican que ahora es posible disponer de unidades de disco NAS con capacidad de hasta 8 TB.

El siguiente paso debería ser poder llevar los discos rellenos de helio (ya presentes en algunas aplicaciones de servidor) a los sistemas NAS. Esto permite que los platos sean más finos y puedan entrar más en una cubierta del mismo tamaño. Este avance supondría un aumento de la capacidad de las unidades de disco NAS hasta los 14 TB.

La industria de las HDD también está trabajando para desarrollar nuevas tecnologías de grabación que harían que la capacidad de las HDD NAS se acercase (y, finalmente, superase) la barrera de los 40 TB.

Autor:

Rainer W. Kaese – Director de desarrollo de negocio de productos de almacenamiento, Toshiba Electronics Europe

Rainer Kaese trabaja en Toshiba desde hace más de 20 años. En un principio se especializó en circuitos integrados de aplicaciones específicas, dirigió el ASIC Design Center y, posteriormente, el Equipo de desarrollo de negocio de productos ASIC y Foundry. En la actualidad, es responsable de la introducción de SSD y HDD para empresas de Toshiba en aplicaciones de centros de datos, de empresa y de computación en la nube.

CookiesUtilizamos cookies para poder ofrecer la mejor experiencia de usuario posible en nuestro sitio web. Si sigue navegando sin realizar ningún cambio en la configuración, asumimos que acepta recibir todas las cookies de este sitio web de Toshiba. También puede hacer clic en el botón “Continuar” en su navegador para aceptar nuestra política y para que este mensaje no vuelva a aparecer. Por supuesto, puede cambiar las preferencias de cookies en cualquier momento a través de la configuración de su navegador. Para obtener más información sobre nuestras cookies y la política de cookies, consulte nuestra Política de privacidad. Vínculo a Política de privacidad

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close